5 TIPS PARA CUIDAR TU SALUD MENTAL

 

Los brotes de enfermedades contagiosas como el Covid 19 no solo ponen en riesgo nuestra salud física, también tienen un impacto importante sobre nuestra salud mental. El estrés, la ansiedad, la tristeza y la preocupación son reacciones naturales después de un desastre natural, o cómo puede ser el caso, una pandemia global. Tomar consciencia y aceptar nuestros sentimientos durante estos momentos es vital para poder restablecer nuestro bienestar. Cuidar nuestra salud emocional durante una emergencia nos ayudará también a pensar más claramente y reaccionar de una manera proporcionada a la necesidad de protegernos y a nuestros seres queridos.


En primer lugar debemos aprender a identificar adecuadamente los síntomas de la angustia. Los más frecuentes suelen ser:

- Sensación de ansiedad, miedo, incredulidad o distanciamiento emocional

  • Cambios en el apetito, niveles de energía y nivel de actividad

  • Dificultad para concentrarse

  • Dificultad para conciliar el sueño o pesadillas recurrentes

  • Reacciones físicas como dolores de cabeza o irritaciones en la piel

  • Incremento del enojo o temperamento explosivo

  • Incremento en el uso de alcohol, tabaco y otro tipo de drogas


Una vez identificados los indicadores que nos muestran que podemos estar en un momento de crisis emocional, hay varias estrategias que podemos implementar para mejorar nuestro bienestar y ayudar a sanar nuestra salud mental. A continuación te recomendamos cinco pasos que pueden ayudarte a lidiar mejor con una situación estresante y sentirte más positivo en tu día a día.



Si bien es cierto que el contacto físico puede verse mermado por la situación actual, esto no significa que debamos dejar de lado la conexión con otras personas. Las buenas relaciones interpersonales son muy importantes para la salud mental, y nos pueden ayudar a:


  • Generar un sentimiento de pertenencia y valor propio.

  • Darnos la oportunidad de compartir experiencias y pensamientos positivos.

  • Proporcionar soporte emocional y darnos la oportunidad de ayudar a los demás.

  • Gracias a la tecnología tenemos muchos recursos para estar en contacto con nuestros seres queridos aun cuando tengamos que mantener la sana distancia.


La actividad física no es solo benéfica para nuestro cuerpo y aspecto, también hay amplia evidencia de que el deporte puede beneficiar nuestra salud mental incrementando nuestra autoestima, ayudándonos a crear metas claras y alcanzarlas, así como generar cambios químicos en el cerebro que ayudan a cambiar el estado de animo de un modo muy positivo


Se ha demostrado que aprender nuevas habilidades puede incrementar nuestro bienestar mental al incrementar nuestra autoestima y confianza en nosotros mismos. Aprender algo nuevo, a cualquier edad, nos genera un sentido de propósito, así como una oportunidad para conectar con otras personas en un nuevo ámbito.


Las actividades altruistas como la ayuda desinteresada o sencillamente los actos de amabilidad pueden incidir positivamente en nuestra salud mental generando sentimientos positivos y un sentido de recompensa muy valioso, así como incrementar nuestro sentido del propósito y la la autoestima mientras que nos ayudan a conectar con nuestra comunidad desde una óptica distinta, mostrándonos otros aspectos de nuestra personalidad.




Prestar mayor atención a el presente, nuestros pensamientos y sentimientos, nuestro cuerpo y el mundo que nos rodea puede ser de gran ayuda para nuestra salud mental. Las preocupaciones y la ansiedad suelen vivir en el terreno del “que pasará” por lo que relegar el pensamiento al instante presente resulta una herramienta útil para darle un descanso a nuestra mente.


Hay quien llama esta actividad “Mindfulness”. El “mindfulness” puede ayudarnos a disfrutar más de nuestra vida y a conocernos más como individuos. También es una herramienta que nos permite cambiar nuestra forma de entender el mundo y nuestro lugar en el mismo así como mostrarnos nuevas maneras de afrontar y resolver los retos que se nos presentan.


 

Siguiendo estos sencillos pasos podemos cuidar de nuestra salud emocional y mental durante tiempos difíciles en nuestras vidas y así mejorar no solo nuestra salud sino nuestra relación con los que nos rodean. Si bien siempre habrá épocas mas difíciles que otras, si prestamos atención a nuestros sentimientos podemos mejorar mucho nuestra respuesta a ellos y de esta manera mejorar considerablemente nuestra calidad de vida.