EL LENGUAJE DEL REFINAMIENTO

 

Conocida por ser un referente en los autos de lujo japoneses o sencillamente como la marca premium de Toyota, Lexus entra por primera vez en el mercado marítimo de los yates de lujo con su primer yate de producción, el elegante LY 650. Considerando su linaje y su experiencia en el sector del lujo, no es de sorprender que su pasión y devoción hacia la perfección y la calidad se traduzca en esta nueva aventura. Lexus ya ha incursionado en el mundo de la gastronomía, el alto diseño e incluso la cinematografía. Si eleva la experiencia del cliente y se viste de prestigio, Lexus quiere estar ahi. Un yate, es por ende, una apuesta evidente si no es que obvia para la marca.


Con una longitud total de 65 pies, el LY650 representa la máxima expresión del lenguaje de diseño “L-finesse” que utiliza la compañía en sus automóviles. Marquis-Larson se ha aliado con la compañía Nuvolari Lenard de Venecia para diseñar el lujoso interior del 650. El buque es propulsado por dos motores diesel Volvo de 12.8 litros y seis cilindros en linea, cada uno con una impresionante capacidad de generar 900 caballos de fuerza, alimentados por un tanque de combustible de 1000 galones.

Un Supercruiser de mar abierto, con seis camarotes sin contar el cuarto del capitan, cubierta terminada en teca de alta calidad, y un sistema de control completamente digital con tres pantallas touchscreen, el Lexus LY650 costará en su presentación más básica alrededor de $3.7 millones de dólares. Como es habitual en otros yates de su clase, el cliente podrá elegir entre una miríada de opciones para personalizar su experiencia. Desde la estabilización dinámica y anti-rodaje, iluminación subacuática, bar en cabina, lavadora y secadora, sistema de aspirado, hasta el sistema de audio Mark Levinson o televisores en todos los espacios del vehículo, el LY650 se adecuará a las necesidades más específicas de su dueño.

El diseño exterior del yate es igualmente impresionante, con una silueta pulcra e impactante que se acentúa por las ventanas que se curvan alrededor de casi todo el casco y el perfil atrevido de la cabina y el flybridge posterior hacen que el Lexus evoque velocidad y movimiento incluso estando completamente quieto.

Al abordar el LY650 se puede sentir inmediatamente una atmósfera de exclusividad y prestigio que se refleja en cada uno de los detalles de construcción así como en las prestaciones de los espacios. Las puertas de cristal se deslizan para mostrarnos un hermoso bar de coctelería con repisas terminadas en exquisito eucalipto, detalles en cuero y acabados en cromo.Si bien el LY650 no será el yate más grande de la marina con sus 20 metros de longitud, el vehículo definitivamente destaca por su elegante diseño y su aspecto que derrama exclusividad. La bien ganada reputación de Lexus por la perfección y la atención meticulosa a los detalles augura un brillante futuro en sus productos marítimos.