Private submarine Sumérgete en la exclusividad


El NEMO es el submersible más ligero y pequeño jamás producido. Concebido y construido para explorar las profundidades del océano de la manera más confortable, incluyendo el aire acondicionado. Puede sumergirse tranquilamente hasta 100 metros de profundidad, permitiendo a los aventureros que así lo deseen explorar naufragios ocultos, corales exóticos o inclusive descubrir nuevas especies acuáticas, todo esto disfrutando de la incomparable belleza del entorno marino visto desde las profundidades, desde el punto de vista, otrora reservado a un afortunado puñado de buzos y submarinistas profesionales.


La empresa fabricante U-Boat Worx ha reunido un ilustre grupo de especialistas en distintas disciplinas de la ingeniería, así como técnicos marinos que le garantizan un lugar en la punta de lanza del mercado de los sumergibles piloteados por humanos. Combinando un diseño de avanzada con una maestría de la manufactura se han dado a la tarea de producir la gama más diversa de sumergibles de lujo, donde U-Boat Worx se ha posicionado como líder indiscutible de la industria. Con un peso de tan solo 2,500 kg el NEMO es el submarino personal más ligero que jamás haya surcado las profundidades del océano. Con su elegante y refinado diseño, el vehículo mide solamente 1.5 metros por encima de la cubierta.



Estas características le permiten al NEMO acceder a una mayor cantidad de barcos de lo que había sido posible hasta la fecha. Su peso exageradamente bajo le permite ser remolcado inclusive por un automóvil convencional. En un mundo donde los submarinos profesionales han sido hasta ahora una oferta reducida y construidos a la medida y expresamente de uno en uno, el NEMO rompe la barrera que antaño rompía Henry Ford al posibilitar la producción en serie del vehículo. Gracias a estos avances cualquier amante de la vida marina puede obtener su propio submarine personal por poco menos de un millón de dólares, un precio bastante asequible si se considera que se está adquiriendo un submarino de uso personal, algo impensable hasta hace unos años.


Para conducir el vehículo de utiliza un controlador MANTA que permite maniobras de precisión. Los controles intuitivos permiten amplia flexibilidad en el control bajo el agua así como pilotaje asistido en funciones como el auto-heading y el auto-depth.
Desarrollado para facilitar el lanzamiento y la recuperación sencilla y eficiente del NEMO, el controlador MARLIN es un dispositivo remoto que permite conducir y navegar el vehículo hasta la superficie. Una vez en el agua el MARLIN puede también navegar lejos del barco de apoyo o traer al NEMO a una ubicación deseada para la fácil transferencia o embarque de la tripulación.


Las vistas que permite el vehículo son incomparables gracias a la ventana completamente transparente que permite una visión casi panorámica del océano. La magia de la vida submarina se despliega ante los ojos del pasajero, que puede disfrutar de la belleza de la naturaleza desde una esfera casi perfecta de acrílico la cual ayuda a dar la sensación de ser un tiburón más en el mar.