Una experiencia marítima fuera de este planeta

 

En las profundidades de nuestro sistema solar, entre Marte y Júpiter se encuentra el objeto más grande del cinturón de asteroides. Ceres, el planeta enano, descubierto a principio del siglo XIX, domina el espacio viaja serenamente entre dos órbitas con singular garbo y una atmósfera única en nuestra galaxia.

Mientras tanto, en los mares de nuestro planeta, circula un entorno igualmente único aunque decididamente más elegante. Ceres, el nuevo yate de 60 metros, clase Steel de de la casa Heesen, evoca la exclusividad y privacidad de un planeta propio, con una atmósfera de lujo y distinción única en el universo conocido.

Desde hace más de cuarenta años Heesen ha tenido una única y constante misión, la de crear yates de ingeniería excepcional con una meticulosa atención al detalle. Para alcanzar esto, se han servido de manos expertas motivadas por una pasión por alcanzar la perfección, una filosofía que marca la diferencia. Hacer realidad los sueños de los clientes una realidad indiscutible cuando se cuenta con tanto talento bajo un mismo techo. La ingeniería se ve acompañada por un apetito de innovación que lleva a los diseños de la marca a empujar los limites constantemente. La experiencia de Heesen no se queda simplemente en construir yates de alto lujo; va más allá, excediendo las expectativas del cliente con servicio de primera clase en todos los sentidos y a cada momento.


Ceres combina el ADN de calidad de Heesen con la funcionalidad práctica de un voluminoso yate de acero. Mezclando diseños elegantes con detalles decididamente masculinos, el espacio y la versatilidad juegan a dueto en un paquete impresionante. Desde la transformación de la cubierta frontal en un helipuerto completo, hasta una suite VIP sobre el puente, el buque alcanza un lujo incomparable y hace honor a su linaje de refinamiento.


El diseño presta particular atención y privilegia la disposición de espacios inteligentes y las soluciones innovadoras de diseño para maximizar los espacios útiles dentro del yate. El diseño hace que los huéspedes y el personal del Ceres puedan beneficiarse de la máxima privacidad a la vez que se optimiza el servicio y la atención en todo momento. La forma del casco del barco ha sido diseñada por Van Oossanen y cada por los especialistas del taller de la casa Heese. Velocidades impresionantes con un máximo de 15.5 nudos y una autonomía transatlántica de 4,500 millas náuticas a 13 nudos hacen del Ceres un verdadero hogar acuático con todo lo necesario para trazar su propio camino por los mares, viajando en sereno y riguroso lujo. El Heesen Ceres 60 mts con todos sus aditamentos e innovaciones en la industria nos deja ver que es verdaderamente un vehículo de otro planeta.