Del otro lado del futuro


 

El mas reciente proyecto de Oceanco, desarrollado en colaboración con Lobanov Design Studio, Nigel Lee de BMT, y el diseñador Achille Salvagni, es verdaderamente una categoría por si mismo, y un yate como ningún otro en el mercado actualmente. Su diseño se remonta a la antiguedad, con un exterior que recuerda a las primeras canoas construidas por civilizaciones que se pierden en las brumas del pasado. Fenicios, polinesios, y demás culturas marineras son evocadas en un diseño que nos invita a recordar los albores del humano marinero. El pensamiento detrás de la inspiración en construcciones primigenias es una consecuencia del deseo de evocar una sensación de exploración y descubrimiento. De hecho, el nombre de pila de este buque de lujo, el Tuhura, proviene del verbo Maori que significa “descubrimiento, traer a la luz, desenterrar, develar, explorar e investigar”.

La principal inspiración par el diseño interior es la región geográfica de Asia oriental y las islas pacíficas. Achilles Salvagni se refiere al interior como un hábitat de teca pulido, con delicados detalles de bronce natural y suelos de tatamis que se despliegan a los pies de los tripulantes. El Tuhura es un mega-yate concebido para un propietario dinámico, sin embargo, la sensación atemporal de la mas nítida calma y profunda paz son las características esenciales en el corazón de este barco. Esta suavidad que danza en armonía con el dinamismo y funcionalidad se reflejan en la humilde elegancia y sensualidad de las formas orgánicas primitivas que resuenan a través de cada centímetro del Tuhura.


La innovación y la tecnología de avanzada resultan por demás evidentes en todos los aspectos del diseño de este exquisito yate. El casco ha sido concebido para el máximo disfrute de los hermosos paisajes sobre los cuales promete navegar, con múltiples ventanas horizontales que utilizan tecnología de vidrio muy avanzada, lo que permite que las increíbles vistas interiores sean completamente transparentes, mientras que visto desde el exterior, las mismas ventanas se mimetizan con el resto del yate, resultando en un aspecto limpio donde la diferencia entre muros y ventanas resulta prácticamente invisible. Los detalles en vidrio continuan revistiendo el diseño en la impresionante super-estructura negra realizada enteramente con paneles transparentes de este material.

115 metros de lujo extremo e innovación en tecnología de materiales engalanan cualquier puerto con este diseño de Lobanov Design, que muestra una apuesta por la elegancia y el diseño moderno. Sin duda, un verdadero mega-yate de la más elevada estirpe.