Parte de las islas Baleares, Menorca es una hermosa isla española ubicada en el mediterráneo. Su clima cálido y sus bellezas naturales la han hecho una visita obligada para cualquiera que quiera experimentar la belleza mediterránea, tanto en cultura, gastronomía, ecoturismo, o sencillamente para relajarse.

Una isla tranquila que invita a desconectar en largos paseos por la playa, Menorca ha sido reconocida como Reserva de la Biosfera de la Unesco. Sus principales ciudades, Maó y Ciudadella, así como los pueblos costeros más pequeños han sabido balancear el ambiente relajado con una inmensa oferta cultural, siendo un referente del turismo familiar.

Visitando Ciudadella puede sentirse una atmósfera señorial, al recorrer el casco histórico de la ciudad se evoca pasión y sensualidad en cada calle, desde el pintoresco puerto hasta el Castillo de San Nicolás. Un disfrute obligado es sentarse a tomar una cerveza en la Plaza del Borne, o la Plaza de Ses Voltes, antes de continuar hacia una visita obligada a las Plaza de la Esplanada para luego deleitar el paladar en alguno de los magníficos restaurantes que abren sus puertas en el emblemático Puerto de la Ciudadela.

Dicho puerto es considerado uno de los más bonitos del mediterráneo, mezclando actividad pesquera, comercial y deportiva en un emblemático lugar, que también recibe los barcos procedentes de Barcelona y Mallorca. Un gran atractivo de la zona son los restos de la ancestral cultura Talayónica, cuyo legado prehistórico ha dejado marca en la isla. Aquí se podrá aprender sobre los antiguos pobladores y podremos ver distintos yacimientos arqueológicos, como el fabuloso poblado de Montefí o Torrellafuda, que cuenta con magníficas cuevas subterráneas así como talayots.

Además de esto Menorca es una joya ibérica que engalana el mar con sus virtudes, brindadlo una oportunidad para todo viajero de encontrar en una misma isla infinidad de diversiones, distracciones y entretenimientos para cuerpo y espíritu.


DATOS CURIOSOS DE MENORCA:

Si eres fan de la ginebra tienes que visitar la destilería Xoriguer en donde la bebida se destila a la manera tradicional británica desde el siglo XVIII, cuando la marina británica campaba por la isla. La fórmula de esta ginebra es un secreto celosamente guardado, sólo conocido por los integrantes de la familia Xoriguer

¿Sabías que la mayonesa se inventó en Menorca? Se la conocía originariamente como salsa mahonesa. Esta salsa fue llevada a Francia por Louis Françoise Armand du Plessis du Richard, después de derrotar a los ingleses en el puerto de Mahón.

El músico y compositor Frédéric Chopin estuvo viviendo en el monasterio de Valldemossa, en Mallorca, junto a la novelista francesa Dupin. De hecho la isla ha atraído a muchas personas para poder hacer realidad su arte.