Hace algunos años, Raffaele Ronca y Romeo Palmisano, viejos amigos y compatriotas de Nápoles, Italia, comenzaron a discutir la posibilidad de algún día abrir su propio restaurante. La idea sería una que evitaría los clichés de la cocina tradicional italiana y en vez de ello presentaría exquisitas delicias inspiradas por su amada ciudad natal.

 

Trabajando juntos en una visión unificada planearon cada detalle, desde el ecléctico menú de platillos predilectos regionales napolitanos y pastas hechas frescas cada día, hasta varios platillos cárnicos, deleites marinos y una afamada lista de vinos. Con una dedicación inquebrantable para crear una experiencia culinaria cálida e incluyente, toques especiales como arreglos florales semanales fueron imprescindibles en la planeación de la decoración interior del local. El resultado de su arduo trabajo fue realizado era el verano del 2012 con la apertura de su restaurante debut, Rafaele.


Nacido y criado en Nápoles, Italia, Raffaele Ronca viene de un largo linaje de carniceros y pescadores que colectivamente inspiraron su pasión por la comida y los sabores. Con su familia involucrada en la industria restaurantera, Raffaele adoptó la cocina y sus exploraciones culinarias como parte integral, no solo de su cultura italiana pero también de su corazón y alma. Trabajando en el restaurante de su tío en Nápoles y ayudando a su madre a hacer pasta fresca diariamente, Raffaele aprendió a respetar la belleza y el sabor de los ingredientes frescos, así como el tiempo que se requiere para seleccionar y prepararlos para crear platillos finos.



Habiendo imigrado a Estados Unidos a la tierna edad de los 21, Raffaele trabajó incesantemente en algunos de los restaurantes italianos con mayor autenticidad de Nueva York, incluyendo una temporada como chef ejecutivo en el reconocido The Palm, chef du cuisine en Bellavitae y gerente de comida y vino en Caffé Torino.


El día de hoy, el chef Raffaele Ronca es un ganador del exitoso show de televisión “Chopped”. También es colaborador de la fundación James Beard, y su pastel de queso Buffalo Riccotta Cheesecake ha sido destacado dos veces en la revista Food and Wine como uno de los mejores cheesecakes de EEUU, además de haber recibido varios otros reconocimientos del mundo culinario. Su segundo restaurante, Rafaele Rye, ha hecho su debut en el condado de Westchester, en Nueva York, en la primavera del 2018.